Estas son algunas recomendaciones para un viaje seguro que debes tomar en cuenta al momento de conducir tu camión o unidad de transporte.

  • Antes de arrancar, Fijate que los interruptores e indicadores estén en un buen estado.
  • Ajusta los espejos antes de arrancar de tal manera que queden tal como lo necesitas.
  • Recuerda que los camiones son más altos y anchos que los automóviles y necesitan mucho más espacio arriba y a los lados para pasar.
  • Verifica la altura y el ancho del vehículo si no figuran en el camión, asegúrate de obtener esa información. Esta información sera valiosa al momento de cruzar un puente, arboles, cubiertas en estaciones e gasolina y otros.
  • Recuerda que debes prestar atención a la señalización vial que es de aplicación a los camiones. Eso significa que deberás parar en las estaciones de peso, respetar la señalización de restricción de carriles o camiones y las señales que te advierten el límite de altura para el paso de tu camión.
  • No olvides de usar siempre tus direccionales y procura no parar repentinamente o cambiar de carriles de manera abrupta.
  • Usa los espejos. Los camiones son más anchos y largos que los carros. Es por ello que necesitan más espacio para girar y para cambiar de carril.
  • Ten cuidado en las intersecciones. Antes de cruzar una intersección, mira a la izquierda, después a la derecha, y nuevamente a la izquierda. Obedece las señales y luces de tránsito.
  • No te pegues al vehículo que va adelante. Los camiones pesan entre tres y diez veces más que un automóvil y necesitan más tiempo y espacio para detenerse. Mantén más de la longitud de un carro entre tu camión y el carro que va adelante de ti.
  • No trates de pasar un vehículo que se está desplazando a una velocidad mayor.
  • No trates de pasar a otro vehículo en colinas o curvas.
  • No olvides de aplicar freno de mano siempre que estaciones.
  • Gira las llantas en dirección opuesta al andén cuando estaciones en subida. Si estacionas en bajada, debes girar las llantas en dirección al andén.
  • En lo posible, procura no conducir en reversa. Si tienes que hacerlo, pídele a alguien que te ayude desde el costado posterior.
  • No olvides que durante el día debes de manejar con las luces bajas encendidas.
  • No conduzca bajo la influencia del alcohol o cualquier sustancia estupefaciente.
  • Respeta siempre los límites de velocidad, semáforos, señales de trafico.
  • No respondas llamadas telefónicas mientras manejas. El 40% de los accidentes son por esta causa.
  • No manejes si estas cansado, es preferible te tomes un tiempo para dormir
  • Lleva puesto siempre el cinturon de seguridad.
  • LLeva siempre un mantenimiento preventivo del vehiculo, vigilando la presión de los neumáticos, luces, revisión de frenos, etc.
  • Como conductor debes siempre someterte a examenes médicos para detectar enfermedades como el Síndrome de Apnea Obstructiva del sueño, enfermedad que involucra el 36% del total de accidentes de tránsito.

No olvides que tu vida es muy valiosa y que tus familiares te esperan en casa.