El NRUS y el RER son regímenes especiales orientados a las mypes que nacieron con el objetivo de facilitar el pago de impuestos y fomentar la formalización.

Sin embargo, el resultado a estas alturas parece haber sido un sistema tributario fragmentado, confuso, y que da espacios para una mayor elusión y evasión tributaria. El NRUS se dirige hacia pequeños comerciantes y productores finales que realizan ventas de mercaderías o servicios a consumidores finales.

A partir del 2017, este régimen se divide en dos categorías: en la primera, los contribuyentes con ingresos mensuales menores a S/5.000 pagan cuotas mensuales de S/20 y, en la segunda, los contribuyentes con ingresos entre S/5.000 y S/8.000 pagan cuotas mensuales de S/50.

Al 2016, cuando comprendía otras tres categorías adicionales, según el MEF existían 680 mil empresas bajo este régimen, de los cuales el 91% se encontraba en la primera categoría.

empresas por regimen tributario  Sunat: ¿los regímenes especiales incentivan la evasión? 59f71e327473c

Fuente: MEF/BID/Sunat

El pago del NRUS constituye un monotributo que reemplaza el pago del IGV y el Impuesto a la Renta (IR). Además, no se les obliga a llevar libros contables, sino que se realizan declaraciones mensuales electrónicas.

Una de las desventajas que afrontan los contribuyentes de este régimen es la imposibilidad de emitir facturas, con lo cual no son elegibles como proveedores de empresas.

El RER se encuentra dirigido hacia personas naturales o pequeñas empresas con un máximo de S/525 mil de ingresos netos anuales (aproximadamente S/43 mil por mes). En este caso, el pago de impuestos consiste en el pago del IGV y del IR con una tasa de 1,5% sobre los ingresos netos mensuales, en lugar del 30% sobre la utilidad neta anual que se paga en el régimen general.

En el 2016, 443 mil empresas pagaban impuestos bajo este régimen, de las cuales el 82% declaró ventas menores a 24 UIT, equivalentes a la segunda categoría del NRUS. Ese mismo año, antes de la creación del Mype Tributario, de casi 1,8 millones de mypes registradas, los contribuyentes activos del NRUS representaron el 39%; en tanto, los contribuyentes del RER significaron el 25%.

A pesar de que ambos regímenes concentraron el 64% del total de empresas, estos solo representaron el 10% de la recaudación total proveniente de las mypes.

Una de las críticas a estos regímenes es que generan grandes incentivos para que las empresas declaren ingresos justo por debajo de los límites que las definen –como se aprecia en el gráfico–.

pymes tributos  Sunat: ¿los regímenes especiales incentivan la evasión? 59f71e0731507

Fuente: MEF/BID/Sunat

Para lograrlo, las firmas pueden subreportar ingresos (evasión), dividirse entre dos o más empresas, o simplemente evitar crecer. Según estimaciones del MEF, estas prácticas cuestan al EstadoS/800 millones en recaudación, lo que equivale al presupuesto anual de Pensión 65.

En general, la existencia de tramos de contribución desincentiva a las empresas a expandir naturalmente el negocio, dado que con un mayor tamaño aumenta la carga tributaria. Entre otras malas prácticas identificadas que se posibilitan en estos sistemas, se encuentran compras de facturas, fraccionamiento de ingresos, operaciones de distintos contribuyentes en un mismo local, etc.

Por ejemplo, podría existir una empresa inscrita en el régimen general cuyos trabajadores son parte del NRUS con el objetivo de declarar una fracción de las ventas de la empresa a su nombre. Así, la empresa reporta y paga menos impuestos en el régimen general y solo contribuye con la cuota fija mensual del NRUS.

Aun si queda claro que los regímenes tributarios especiales para mypes deben ser reformados, todavía no existe una alternativa del Ejecutivo para sustituirlos, y la dificultad política para lograrlo puede no ser menor. Después de todo, el que empleen a millones de peruanos hoy es en parte reflejo de lo oneroso y complejo del régimen general. 

Sunat: ¿los regímenes especiales incentivan la evasión? ajax loader