En su primer mensaje, el presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se comprometió a llevar agua y desagüe a todos los peruanos. Ofreció educación gratuita y de calidad así como luchar contra la corrupción.

fio  PPK: ¿cuán factibles son los compromisos de su mensaje? fio

1. Agua y saneamiento: cobertura universal como política de Estado
En su primer mensaje a la nación, Pedro Pablo Kuczynski suscribió como principal compromiso de Estado llevar agua y desagüe a todos los peruanos. “Hacia el bicentenario, todos los peruanos deberán tener acceso al agua potable de calidad y desagüe las 24 horas[…] Invito a este Parlamento y al Perú a que proclamemos una política de Estado para el saneamiento”, señaló.

¿Cuán factible será cumplir esta meta? Según la iniciativa Diálogos de Política Pública, para cerrar la brecha en agua y saneamiento al 2021 se necesita una inversión aproximada de US$18.800 millones. Una cifra que parecería inalcanzable si consideramos que en el 2014 el Ministerio de Vivienda ejecutó un presupuesto de US$1.200 millones para temas de saneamiento mientras que en el 2015 fueron US$1.100 millones. En el Perú aún el 14% de la población no tiene acceso al agua potable –especialmente en las zonas rurales–, mientras que un tercio no cuenta con un servicio adecuado de saneamiento.

Carlos Alza, director de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la PUCP, resalta que debe modernizarse la gestión del agua y saneamiento. “Hoy solo se factura el 50% de agua producida y se cobra la mitad de dicha cantidad”, indica.

Asimismo, considera que uno de los principales retos será extender el servicio hacia las zonas rurales. “Debe haber estrategias diferenciadas para el abastecimiento por región y por zona. Para las zonas rurales se requiere mucha inversión y creo que PPK lo quiere hacer”.

2. Educación: acceso gratuito a educación inicial y escolar de calidad
El presidente dijo que en el 2021 todos los niños deberían tener acceso a educación inicial y escolar de calidad, así como oportunidades para seguir estudios universitarios y técnicos . También señaló que las artes y en especial la música,al igual que el deporte y la educación cívica serán materias obligatorias y promovidas por el Estado. Con esta frase, el presidente Kucsynski anunció que en su gobierno se priorizará la enseñanza de estas materias en las escuelas públicas del país. Además, mencionó que espera lograr que los escolares hablen algún idioma extranjero; y que conozcan tanto el quechua como el aimara.

Si bien actualmente el currículo nacional de educación básica ya establece tres horas semanales de inglés en primaria y cinco en secundaria, y tres horas semanales para la materia de Arte y Cultura, expertos en educación consideran que son medidas positivas que podrían fortalecerse a mediano plazo.

Para el educador León Trahtemberg, el primer problema que tendrá que resolver el nuevo gobierno será el déficit de maestros especializados en arte, música y educación física. “Si de verdad se quiere hacer una política de Estado, se requieren profesores capaces de cumplir esa tarea”, indicó.

De igual forma, el experto en educación Hugo Díaz Díaz opinó que se deberán aumentar los recursos del sector y ampliar la jornada escolar en primaria y secundaria. Actualmente, solo 1.600 colegios de secundaria cuentan con la jornada escolar completa de 8 horas diarias.

Durante la campaña, PPK anunció que el reto de su gobierno será destinar el 6% del PBI al sector Educación. A la fecha, solo se invierte el 3,8%.

3 Salud: prestar un servicio de salud pública oportuno y eficaz, sensible al enfermo
“No queremos más colas en los hospitales. Tendremos un sistema nacional de salud moderno con acceso universal”, planteó el jefe del Estado, quien resaltó que hoy los servicios médicos del país “están fragmentados”; en referencia a las prestaciones que brindan tanto el Ministerio de Salud como Essalud.

Propuso una lucha frontal contra la tuberculosis, el sida, el cáncer (consideradas enfermedades de alto costo) y los problemas de salud mental (que afronta un déficit de especialistas: solo hay 750 psiquiatras en todo el Perú, según el Minsa).

PPK, además, señaló que busca mejorar las remuneraciones de los médicos y “así contar con ellos en los lugares más remotos de este gran país, donde el Estado a veces no llega”. Para el ex ministro de Salud Óscar Ugarte, este gobierno debe considerar tres aspectos esenciales para cumplir sus metas: fortalecer el primer nivel de atención (centros de salud y postas médicas); articular los servicios de las entidades competentes (Minsa y Essalud); y mejorar el financiamiento.

Sobre este último punto, Ugarte precisó que debería ser la prioridad, ya que la gestión de Ollanta Humala redujo el presupuesto del sector este año (la partida disminuyó en casi S/125 millones respecto al 2015). “Esto podría afectar a los afiliados al Seguro Integral de Salud (SIS) en este semestre”, dijo.

4. Formalización: reducción de un punto porcentual del IGV a partir de enero del 2017
El presidente Kuczynski planteó llegar a por lo menos el 60% de puestos de trabajo formalizados al 2021 (sobre una base actual de alrededor de 30%). “Una meta ambiciosa”, apunta Juan José Marthans, director del área de Economía del PAD.

Para ello, anunció el lanzamiento del programa de acceso al crédito Tu Empresa, que estará enfocado en las pymes.

Otra de las medidas ratificadas fue la reducción de un punto porcentual del IGV en enero del 2017. “Le pido al ministro de Economía que se trague ese 1% que vamos a bajar”, sostuvo. Dicha pro puesta deberá ser aprobada por el Congreso cuya mayoría corresponde a Fuerza Popular, con 73 congresistas.

Respecto a este punto, Marthans señala que preocupa que esta medida pueda ampliar el déficit fiscal, por lo que no le sorprendería que se postergue su implementación.

Desde la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Andreas von Wedemeyer, presidente del gremio, sostuvo que esta iniciativa debe aplicarse con cuidado por su efecto en la recaudación.

Similar opinión expresó Mario Mongilardi, presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), quien añadió: “Esta medida es como una prueba que servirá de base para más decisiones. Hay que esperar a conocer más detalles en la presentación del Gabinete”.

5. Desarrollo: compromiso por obras, menos burocracia y programas más eficaces
El presidente no dio una lista específica de futuras obras de infraestructura. Lo que sí anunció es que pronto se construirán o modernizarán los aeropuertos, puertos, carreteras, vías férreas y gasoductos del país.

No obstante, sí prometió la construcción de un tren de cercanías en Lima y de una vía para integrar por tierra Iquitos con el país. Según su plan de gobierno, esta vía llegaría hasta Yurimaguas (al sur de Loreto) y se conectaría con Paita (Piura).

PPK agregó que para concretar estas obras será necesario eliminar en los próximos 6 meses las trabas burocráticas que impiden la inversión. Además, se comprometió a intervenir, incluso personalmente, cuando haya que explicar a las comunidades los beneficios de las industrias extractivas.

El discurso presidencial también fue escueto en cuanto a los programas sociales. El mandatario señaló que estos son importantes aunque necesitan mejoras y ampliación. “Debemos implementar programas de desarrollo productivo para asegurarnos de que ningún peruano vuelva atrás, a la pobreza”, complementó.

El presidente hizo una mención especial a la lucha contra la anemia infantil cuya urgencia espera haber erradicado hacia el 2021. El gobierno saliente deja seis grandes programas sociales, como Qali Warma y Pensión 65, con un presupuesto de más de S/4 mil millones.

6. Seguridad y corrupción: aumento para la policía y las FF.AA. y trabajo contra la corrupción
El anuncio más concreto del presidente en esta materia fue sobre un aumento para la policía y las Fuerzas Armadas que se entregará a partir de setiembre de este año y que será pensionable. Es decir, en su momento, será tomado en cuenta para el cálculo de las pensiones de jubilación de los agentes del orden.

El mandatario también resaltó uno de los objetivos generales de su gobierno. “En el año 2021, año del bicentenario, viviremos en un país seguro”, dijo. Luego agregó: “Tenemos un buen plan y un excelente equipo para ejecutarlo”.

Para el experto en seguridad César Bazán, PPK fue “contundente” en prevención y control de la inseguridad, pero no tocó temas como resocialización y atención de víctimas.

Bazán criticó que el mandatario haya hecho ofrecimientos que no podrá cumplir. “Decir que ningún delito quedará impune es una promesa exagerada”, señaló.

En materia anticorrupción, el jefe del Estado sostuvo que el Perú necesita un presidente comprometido en esta lucha. “No permitiré, especialmente a mis funcionarios y colaboradores más cercanos, caer en la indignidad de la corrupción. […] Quien falle acabará ante la justicia”, sentenció.

Al concluir esta parte de su discurso, PPK invitó al Parlamento a trabajar juntos en esta tarea.

 

PPK: ¿cuán factibles son los compromisos de su mensaje? ajax loader